• Dicta Armando Valerdi y Rojas Tercera Cátedra de Honor de la Facultad de Contaduría Pública

En la BUAP valoramos e impulsamos el intercambio de ideas como medio para enriquecer la vida académica y para enfrentar los desafíos de un mundo interrelacionado, que requiere de la inteligencia y capacidad de sus intelectuales, científicos, humanistas y tecnólogos, expresó el tesorero General de la Institución, Óscar Gilbón Rosete, durante la Tercera Cátedra de Honor de la Facultad de Contaduría Pública, dictada por Armando Valerdi y Rojas, en el Paraninfo del Edificio Carolino.

Ante integrantes de la Facultad de Contaduría Pública y del gremio de esta profesión, en representación del Rector Alfonso Esparza Ortiz, Gilbón Rosete destacó la trayectoria de Valerdi y Rojas, destacado universitario que fue catedrático, director de la Facultad de Contaduría Pública, titular de la Tesorería General y de la Secretaría General, así como vicerrector de la BUAP, además de ser un reconocido experto en el campo de la auditoría, la administración y las finanzas.

“Tiempos complejos como los que en estos días transita el país, es donde las instituciones públicas de educación superior son el sitio del que deben emanar las voces y las acciones que propicien poner la generación de conocimientos al servicio del crecimiento económico y el bienestar social de la población. Ese es el espíritu de las cátedras de honor que también aportan a la formación de un capital humano, que permiten la actualización de los profesionales y que representa una muy buena ocasión para extender horizontes y para fortalecer los vínculos entre los profesionales de la contaduría pública”, señaló.

Al mantener la cátedra de honor cada año, dijo, la intención es nutrir a la comunidad universitaria de las ideas, vivencias, anécdotas y visión de los profesionales de la contaduría pública.

Al dictar la cátedra, el maestro Armando Valerdi y Rojas aseguró que sin duda, en la profesión contable, así como en la vida misma, el cambio siempre ha estado presente, aunque en la actualidad este se caracteriza por su gran profundidad y velocidad.

“La velocidad del cambio y su profundidad nos están mostrando un mundo con mucha complejidad, que crea un entorno lleno de incertidumbre, lo que dificulta la toma de decisiones, no solo en lo profesional, sino a veces en nuestro diario vivir, por lo que es importante seguir actualizándonos en todo lo que concierne a nuestra perspectiva de trabajo y de vida”, aseveró.

Asimismo, enfatizó que la profesión de la contaduría pública se debe seguir caracterizando por la rapidez, oportunidad y precisión en la información financiera de las empresas, así como su análisis e interpretación.

“Nuestra profesión ha crecido y podemos ver que en todas las áreas importantes de la empresa y todo tipo de organizaciones necesitan disponer de información confiable y oportuna para una toma de decisiones dinámica y certera, por lo cual es importante contar también con el apoyo de la tecnología apropiada”, agregó.

Atestiguaron también la cátedra de honor el director de la Facultad de Contaduría Pública, José Francisco Tenorio Martínez, y el encargado de despacho de la Auditoría Superior del Estado de Puebla, Alberto Segovia Blumenkron, entre otras personalidades.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.