En su conferencia “Las mujeres en la ciencia, lo bueno y lo malo” destacó que la participación femenina ha crecido, pero persisten estereotipos que merman su inclusión en la ciencia

El conocimiento científico se construye a partir de la recolección de la investigación de muchas personas, así que en realidad ni se necesita ser hombre, ni tampoco genio para amar y dedicarse a la ciencia, aseguró la doctora Lilia Meza Montes, académica del Instituto de Física Luis Rivera Terrazas (IFUAP), durante su conferencia “Las mujeres en la ciencia, lo bueno y lo malo”.

La ponencia forma parte de las actividades que se desarrollan durante el mes en conmemoración al Día Internacional de la Mujer. En esta charla, la doctora Lilia Meza destacó en primer lugar que México comparte con otros países de la región el factor de la pobreza, que se refleja en el gasto que se hace para la ciencia.

Lo malo

“Claramente los que invierten más son los del primer mundo, como China, Estados Unidos, Canadá. El que más invertía en América Latina era Brasil, pero con el cambio de gobierno esto cambió. En cuanto a la situación de nuestro país, México tiene una participación del 42.5 por ciento de mujeres en la ciencia, colocándose como uno de los porcentajes más altos, esto según datos de la UNESCO. No obstante, México aún está por debajo de países como Brasil, Cuba y Argentina”.

La coordinadora de la Red Mexicana de Ciencia, Tecnología y Mujeres señaló que parte de esta falta de inversión en educación y en ciencia se aprecia en la permanencia de las niñas en la escuela. Señaló que el promedio de esperanza de vida escolar para este sector es de 15 años.

“La esperanza de vida escolar para las niñas es baja, con un promedio de edad de 15 años, eso abre la interrogante de que si no permanecen en las escuelas, cómo podrán llegar a ser científicas”.

Todas estas cifras, indicó, también se reflejan en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), que desde 1984 hasta 2016 registran una clara diferencia entre la participación de hombres y mujeres.

“El 36 por ciento de los investigadores en nuestro país son mujeres, ahí se manifiesta este rezago, y si observan las cifras del Sistema Nacional de Investigadores, podemos ver en este momento que las áreas que menos participación femenina tienen son ingenierías y físico matemáticas”.

En cuanto a los niveles que el SNI maneja, I, II y III, se observa que el porcentaje de mujeres es más bajo conforme aumenta el nivel; la participación femenina baja, por ejemplo, en el nivel III, solo el 10 por ciento son mujeres.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.