En los conventos, durante la lectura de las “Sagradas Escrituras” al referirse a “San Jose”  decían siempre “Pater Putatibus” (Padre Putativo) y por simplificar “P.P.” Así nació llamar “Pepe” a los que llevan por nombre “José”

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.