María Reyes

 

Luego que el gobernador Miguel Barbosa entablará un diálogo con jóvenes integrantes del Frente Estudiantil por una Educación para Todos (FEET), éstos decidieron levantar el plantón que habían montado en la plancha del Zócalo de Puebla después de 28 días de mantenerse en huelga de hambre tras no ser aceptados por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

 

Cabe recordar que tras develarse los resultados de la Máxima Cada de Estudios, hubo casi 30 mil jóvenes rechazados sobretodo de las carreras más solicitadas como lo son: medicina, derecho y comunicación.

 

En ese sentido, integrantes del FEET que son 80 alumnos que no cumplieron con el puntaje de calificación en el proceso de admisión hicieron la petición para obtener un lugar en la Benemérita Casa de Estudios, los cuáles pidieron una oportunidad al gobernador y en específico al rector Alfonso Esparza Ortiz.

 

En ese sentido tras la reunión que sostuvieron con el representante del ejecutivo, obtuvieron una respuesta favorable que condujo a la agrupación a retirarse del zócalo.

 

“Estamos preparando las cosas para levantar, también hace un rato lo que levantamos fue la huelga de hambre. Queremos recalcar y hacer hincapié en que el levantamiento del plantón y de la huelga de hambre es un acto de buena voluntad para avanzar hacia el frente. Seguimos exhortando a que la Universidad nos dé una respuesta”, señaló una de las integrantes de la FEET.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.